Dos smarrtphones contándose batallitas

Cambia de smartphone por 0€

Vas a acumular 5 minutos de sabiduría.

Obviamente el título tiene truco. Porque cambiar tu smartphone, del que ya estas aburrido sin dejarte una pasta es casi imposible: o se lo robas a un ser más débil que tú o poco puedes hacer, a no ser que seas como Fabra y tengas una suerte terrible.

Así que vamos a intentar hacer el cambio de una manera ortodoxa. Vamos a simular un cambio de terminal. Y te garantizo que si sigues los pasos, la sensación que tendrás es la de poseer un smartphone nuevo.

Dos smartphones abueletes contándose batallitas

Dos smartphones abueletes contándose batallitas

La cosa va a ser muy sencilla: 3 únicos pasos que son los siguientes:

  • Fuera carcasa, funda, protector o lo que sea.
  • Cambio de ROM.
  • Cambio de launcher.

De estos 3 pasos puedes elegir uno, dos o los tres. Dependiendo de cuánto te remangues, así será de poderosa y efectiva la sensación de haber sustituido tu terminal. El cambio de ROM puede resultar lo más problemático para un usuario no experimentado, pero créeme, nada que con un poco de paciencia y voluntad lectora y comprensiva no se pueda hacer.

Bien es cierto que el riesgo de dejar tu actual smartphone convertido en una tableta de turrón del duro está ahí. Si eres un manazas para otras cosas o en tu vida en general eres un desastre, para de leer aquí. No te calientes. No te vengas arriba. Pero por otro lado…  te puedo decir que por mis manos han pasado, unos cuantos telefonos, entre smartphones y tablets. A todos les he cambiado la ROM e incluso el kernel. Mi actual terminal es un Chayomi Redmi Note 6 Pro que va DE MARAVILLA con Pixel Experience.

Chayanne en directo, haciendo malabares con su Chayomi

Chayanne en directo, haciendo malabares con su Chayomi

Jamás, repito: jamás, he enladrillado ninguno de ellos. Pero claro, tú eres tú. Y vete a saber la que preparas. Con esto, lo que quiero decir es que me lavo las manos si la cagas.

  Ganadores del sorteo pulsera MI Band 5 y Sennheiser HD-25

Bueno, vamos al grano, que me lías.

Fuera carcasa: el autoengaño

Es el primer golpe de efecto. Quítale cualquier protector, carcasa, funda o traje que le hayas puesto a tu smartphone. Vas a ver un móvil distinto. Más fino, más estilizado. La pantalla te va a parecer más plana y un poco más grande. Al cogerlo tu sensación va a ser diferente a lo que estás acostumbrado. Al tacto te va a resultar diferente. Haz la prueba. Eso sí: ten cuidado, por lo que más quieras. Que basta que le hayas quitado el protector para que vaya el movil al suelo y lo jodas. Ten cuidado, te le repito.

Todos los fabricantes nos pagan $ por este consejo

Cambio de ROM

La ROM en un smartphone es a grandes rasgos lo que es el sistema operativo en un ordenador. A día de hoy existen dos grandes «sistemas operativos» para móviles y tablets: Android de Google e iOS de Apple. El primero lo incorporan gran cantidad de fabricantes en sus terminales (Samsung, Huawei, Xiaomi etc.). El segundo es propiedad exclusiva de los iPhones.

En el caso de Android, cada fabricante parte de un sistema base y le va añadiendo o modificando lo que considera en función de sus intereses. Hasta el punto de que podemos encontrarnos mutaciones que son verdaderos engendros. Con capas estéticas para cambiarle el aspecto que hacen menos fluido el sistema. Con aplicaciones que ni nos sirven ni nos interesan, pero ávidas de que les entregues datos y permisos sobre ti y tu dispositivo. Todos los fabricantes lo hacen en mayor o menor medida.

Así que además de por la novedad que puede suponer para ti y tu terminal, es una buena idea cambiar de ROM a lo más escueto que haya para tu cacharro. Ten en cuenta además que un cambio de ROM implica un sistema operativo limpio. Y esto tambíen contribuirá a que tu terminal vaya más fluido, sin todas esas aplicaciones chorrimierdas que tenías, que no quitabas por vagancia y que lo único que hacían era consumir recursos del sistema.

  Las fotos del Concurso #concursofoto

Esto no es un tutorial de cómo completar el proceso. Para ello hay otras páginas que lo explican de maravilla: htcmania.com en castellano y xda-developers.com en inglés. Ahí lo encontrarás todo.

Satanás te ofrece cosas para tu terminal que tu diosito no.

Satanás te ofrece cosas para tu terminal que tu diosito no.

Cambio de launcher (o lanzador de aplicaciones)

El launcher o lanzador de aplicaciones es lo primero que ves cuando desbloqueas tu terminal. Se encarga de mostrarte los escritorios si tienes más de uno con sus iconitos de las aplicaciones, los widgets del tiempo etc. que hayas colocado, despliega el cajón de aplicaciones con el gesto o botón que le hayas asignado…

Launchers hay a patadas. El sistema siempre incluye uno propio, pero puedes instalar el que quieras. Los hay más o menos afortunados en el diseño, más o menos desgraciados en la funcionalidad, los hay bonitos y los hay que son verdaderos adefesios y completamente disfuncionales, los hay que consumen RAM y batería como si fuesen petroleros y los hay livianos y fluidos.

El caso es que el launcher es el nexo de unión último entru tú y tu smartphone. Y cambiándolo podrás introducir variaciones en el aspecto estético de tu pantalla e incluso la forma de interactuar con tu terminal. Como muestra un botón:

Square Home. Por aquí huele a Bill Gates.

La imagen superior corresponde a Square Home, un launcher que usa lo que ellos llaman baldosas en vez de iconos. ¿Cambia o no cambia el escritorio?

Ahora, de ti depende cómo de valiente te sientes con tu terminal.

Si andas flojeras, cambia solo el launcher.

Si eres cuidadoso quítale tambien la funda o carcasa.

Y si además quieres aprender y liberarte de los yugos de la esclavitud, lánzate a cambiar la ROM.

Salud y suerte.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *